SPIE Photonics West 2020

Regner® Editorial Team

Aiguaviva -

07/02/2020

sfc-airport-1536x553

Lo mejor de la tecnología óptica y fotónica reunido en San Francisco (CA)

SPIE Photonics West es el evento de tecnologías fotónicas más grande del mundo. Es el simposio donde investigadores, científicos y profesionales comparten sus avances, muestran nuevas oportunidades y exponen sus flamantes productos y servicios.

La edición de este año ha contado con más de 20.000 asistentes que han llenado el Centro Moscone de San Francisco del 1 de febrero al 6 de febrero. Asimismo, ha reunido 1.300 expositores que han mostrado sus soluciones y se han sucedido múltiples eventos relacionados con esta industria.

Entre los eventos cabe destacar el SPIE Startup Challenge. Esta competición se ha llevado a cabo durante varios días con objeto de ayudar a las nuevas empresas del sector a refinar sus casos de negocio, analizar los mercados y desarrollar una red de conexiones para impulsar su puesta en marcha. Los competidores al mismo tiempo que han participado en las diferentes rondas de calificación, se han benefician del asesoramiento de los expertos.

Este año la empresa ganadora del desafío ha sido Avenda Health, que ha presentado un sofisticado sistema de ablación láser diseñado para pacientes con cáncer de próstata. El sistema utiliza inteligencia artificial para guiar el láser y apuntar sólo al tumor. Este nuevo sistema acorta el procedimiento y el tiempo de recuperación al mismo tiempo que traslada el tratamiento de una sala de operaciones costosa a un consultorio.

“Hemos tenido tecnología analógica, ahora tenemos la digital y la tecnología cuántica es la siguiente.”

Graeme Malcolm
Fundador y CEO de M Squared

Un resumen preciso de lo que ha sido esta semana lo ha realizado Graeme Malcolm, Fundador y CEO de M Squared. Malcolm ha asegurado que muchas áreas respaldadas por la fotónica realmente comienzan a aparecer y ello abarca desde las ciencias de la vida hasta la detección química y la cuántica. Este científico escocés ha querido dejar patente que nos encontramos ante un momento realmente emocionante para la industria de las tecnologías fotónicas. Como él siempre asevera primero hubo la tecnología analógica, ahora nos encontramos en la tecnología digital y la tecnología cuántica es la siguiente.

Del mismo modo que el siglo XX dependió del electrón para el progreso, el siglo XXI confía en el fotón para impulsar muchos avances en distintos campos. La fotónica parte de una base tan sencilla como innovadora: cambiar los electrones por los fotones. Todos los dispositivos deben pasar de utilizar señales eléctricas a que sus microprocesadores funcionen con luz. Y es que la fotónica es la sucesora natural de la electrónica.

Actualmente su ámbito de aplicación ya es extenso. Se encuentra presente en la cámara digital y en la pantalla del teléfono inteligente. Más aún, la voz y los datos que se envían por el teléfono viajan transformados en pulsos de luz a través de una red de fibras ópticas subterráneas. La luz es ciertamente el medio más rápido, confiable y eficiente para enviar información.

Asimismo, las tecnologías de iluminación continúan en constante evolución. Los LEDs se utilizan en semáforos, en los faros de los coches y en los hogares; tienen además la capacidad de encender y apagar en tiempos muy cortos, imperceptibles a la vista humana, lo que permitirá que en algunos años los sistemas de iluminación nos proporcionen al mismo tiempo luz y conexión a Internet.

La luz lleva energía y puede transmitir información, lo que hace que sus posibles aplicaciones sean innumerables. Su energía puede transformarse en electricidad por medio de paneles solares o puede usarse para cortar diversos materiales con una rapidez y calidad incomparables. Con la luz se pueden medir longitudes, temperatura, deformaciones, la forma tridimensional de los objetos, y muchas otras variables con una precisión inigualable y de forma no invasiva. Por ello se utiliza para explorar el Universo, para detectar la presencia de contaminantes, para verificar la toxicidad de ciertas sustancias.

En el campo de la medicina, la luz se emplea para corregir problemas de visión, para destruir tumores de forma menos invasiva y dolorosa, para diagnosticar enfermedades desde etapas muy tempranas y para ofrecer terapias más eficaces que destruyen el tejido enfermo, sin dañar el tejido sano.

Otras aplicaciones ya se están transformando con esta tecnología: la inteligencia artificial, el modelado climático, el diseño de medicamentos, los servicios financieros, el mapeo 3D. La lista no para de aumentar y muchas innovaciones están por venir. En un futuro próximo diremos adiós a la electrónica tal y como la conocemos y daremos la bienvenida a la fotónica.

¡Comparte este artículo!

×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!