Micronorma apuesta por la I+D+i para mantenerse a la vanguardia de los procesos industriales

Regner® Editorial Team

Aiguaviva -

30/12/2021

MICRONORMA-MAIN-1536x576

Desde que en 2012 su economía tocara fondo, Portugal ha ido recuperando el pulso. Buena prueba de ello es la abrupta caída que ha experimentado el desempleo en los últimos años. Hoy día Portugal presenta una alta competitividad de su economía gracias a un tejido empresarial que se ha fortalecido y compite con éxito en mercados exteriores. Entre las empresas sobresalientes que conforman este tejido empresarial se encuentra Micronorma.


Fundada en 1991, Micronorma nace con el objetivo de desarrollar y fabricar dispositivos de prueba y ensamblaje para la industria del cableado de automoción. Durante diez años  la empresa se especializa en cada uno de los procesos que intervienen en el desarrollo y fabricación de estos equipos, aportando soluciones a sus clientes a través de la adaptación tecnológica constante. En 2001, el grupo industrial Tecnisata adquiere Micronorma, y la compañía cambia de orientación enfocándose en  prestar servicios dentro de la ingeniería mecánica y la automatización industrial.

Las exportaciones de Micronorma suman ya el 85% de su facturación, que se dirige especialmente a Europa y el norte de África. Detrás de las mismas se encuentra una apuesta importante en formar  sus equipos en tecnologías avanzadas como son OMRON en automatización y ABB para robótica, así como una participación significativa en proyectos de I+D+i para mantenerse a la vanguardia de los procesos industriales.

 

Pedro Teixeira, CEO de Micronorma, está convencido que el compromiso de la empresa en proyectos de I+D+i contribuye a desarrollar significativamente nuevos conocimientos así como a diseñar servicios basados en la tecnología. Si las inversiones en I+D se hacen con calidad, excelencia y soluciones diferenciales, que son muy importantes, Teixeira constata que se entra en un círculo virtuoso que conduce a una plena internacionalización ya que las inversiones costosas sólo tienen sentido cuando la solución se puede vender a nivel global.

RA-MINI, control preciso en ensayos

Los ensayos de pruebas son un paso esencial ya sea para testear nuevos productos como para lanzar nuevas soluciones al mercado. Permite poner a prueba los productos para descubrir rápidamente cualquier defecto. Los ensayos también pueden ayudar a introducir cambios en los productos con antelación y evitar sobrecostes.

 

El RA-MINI de REGNER®  es un actuador pequeño y potente para aquellas aplicaciones en las que se necesita emplear una fuerza de inclinación, elevación, retracción o empuje de hasta 70 N. Para ensayos de pruebas es el accionamiento ideal, puesto que se puede integrar fácilmente por muy reducido que sea el espacio donde se ha de alojar.

 

El RA-MINI es la solución óptima para dotar de movimiento y control los equipos de prueba y ensayos con las siguientes finalidades:

 

✔ Obtener datos precisos en tiempo real para determinar las propiedades mecánicas del material. 

 

✔ Utilizar pruebas y ensayos de materiales para asegurar que los productos encajen con su finalidad. 

 

✔ Recopilar la información que se necesite para llevar un diseño a la práctica y cumplir con las normas de calidad y regulaciones pertinentes. 

¡Comparte este artículo!

×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!