El robot que limpia las bodegas de carga

Regner® Editorial Team

Aiguaviva -

22/11/2019

robot-carga

El transporte marítimo es el principal modo de llevar a cabo el comercio internacional ya que permite enviar grandes cantidades de mercancía a un coste muy económico. Por esta razón, el transporte marítimo aglutina más del 80% del comercio internacional de mercancías.

Para que el transporte marítimo sea sostenible para el beneficio de todos, ha de ser respetuoso con el medio ambiente.  Con esa vocación nació en 2016 el proyecto de I+D que ahora se ha erigido en el robot revolucionario para la limpieza y desinfección de las bodegas de carga. Y es que la empresa danesa CLIIN se marcó un objetivo muy ambicioso, el de llevar a cabo la limpieza de los buques de carga seca a granel de forma eficiente, cumpliendo al mismo tiempo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas para proteger nuestro planeta.

Antes de la tecnología robótica CLIIN, cada vez que se limpiaba un buque de carga, se utilizaban más de cinco toneladas en productos químicos y se realizaba de forma totalmente manual mediante un proceso muy intensivo en mano de obra. Los miembros de la tripulación, vestidos con material de protección y arneses de apoyo tenían que encaramarse a áreas de dificl acceso y fregar el casco.

El robot CLIIN utiliza su innovador diseño para acceder a cualquier parte de la bodega sin necesidad de utilizar productos químicos peligrosos y haciendo uso tan sólo de unos pocos miembros  de la tripulación. El robot no sólo es capaz de llegar a zonas altas, que son difíciles de alcanzar para la tripulación, sino que la calidad de la limpieza realizada difiere mucho de la realizada manualmente.

En efecto, los resultados de las pruebas muestran que gracias al robot CLIIN la calidad de la limpieza mejora significativamente. El calentador de agua, dispositivo esencial del equipo robot, ayuda a proporcionar una limpieza más respetuosa con el medio ambiente mediane la reducción de la cantidad de productos químicos y agua utilizados.

El robot se ha diseñado mediante correas magnéticas que se adhieren a las paredes de los buques. El personal del buque puede operarlo fácilmente de forma remota para subir y bajar las paredes de las bodegas al mismo tiempo que realiza la limpieza a presión de forma fácil, rápida y eficaz.

Durante demasiado tiempo la industria de carga seca a granel se ha regido por los métodos tradicionales y obsoletos de limpieza de los buques de carga que no sólo consumen mucho tiempo, sino que representan un riesgo para el bienestar de la tripulaciones y exponen nuestros océanos a una exposición innecesaria a millones de litros de productos químicos. Gracias a los robots CLIIN hay una opción mucho más respetuosa con el medio ambiente y más segura para limpiar este tipo de bodegas.

La tecnología CLIIN se ha desplegado con éxito en cuatro de los principales armadores del mundo: Lauritzen, Norden, Oldendorff y Ultrabulk. Las compañías navieras dispones ahora de un mayor número de días operativos, con más cargas a realizar y menos costes.

Actuadores personalizados según requerimientos

En REGNER® trabajamos para diseñar soluciones de actuadores con el más alto nivel de precisión, fiabilidad y calidad. Nuestras actividades se dirigen a satisfacer las necesidades del mercado y cuando la combinación de nuestros actuadores lineales estándar no es suficiente, desarrollamos actuadores personalizados, pudiendo ser modificaciones de productos o nuevos desarrollos.

Cuando el cofundador e ingeniero de software de CLIIN, Nikolaj Kloster, contactó con REGNER® necesitaba actuadores de la serie RA47 pero con toda una serie de nuevos requerimientos. Le encajaba muy bien que fuera un actuador en linea por necesidades de espacio y también que en su interior alojara el control de posición con señal analógica.

Sin embargo, necesitaba una longitud de carrera menor, un vástago fabricado en un material especial así como un cable y conector personalizados y todo ello en un plazo no superior a diez días.

Nuestros ingenieros se pusieron a trabajar de inmediato para trazar nuevos planos. Una vez comprobadas todas las cotas y requerimientos, finalmente se dispuso la compra del nuevo material.

Con la presión del tiempo encima puesto que sabíamos de la importancia de este pedido para nuestro cliente, se realizó rápidamente el montaje correspondiente,  se llevaron a cabo las diferentes pruebas mecánicas con carga y sin carga, y finalmente las pruebas electrónicas.

Desde que CLIIN se puso en contacto con REGNER® el 6 de noviembre hasta que se envió su pedido  habían transcurrido tan sólo 5 días laborablesNikolaj Kloster estaba muy satisfecho y agradecido por toda la ingeniería desplegada y  en tan poco tiempo.

¡Comparte este artículo!

×ATENCIÓ: Cookies no configurades en l'idioma actual. Revisa la teva configuració al plugin, gràcies!